El Blog de María Durán

Reflexología y masaje podal. ¿Qué es la reflexología?

Reflexología y masaje podal. ¿Qué es la reflexología?

Un proverbio africano dice que sólo saben caminar los pies del viajero. Es posible que, después de la cabeza, los pies sean la parte del cuerpo humano que gozan de mejor memoria. Todos lo sabemos. Todos lo hemos descubierto ese día, al llegar a casa, en el que lo primero que queremos perder de vista son los zapatos.

La reflexología se basa en la medicina tradicional china y en la manipulación de los canales de energía (meridianos) que fluyen por el cuerpo para desbloquear o canalizar dicha energía con el fin de producir un efecto terapéutico. Los principios básicos de la reflexología son, en este sentido, los mismos que los de la acupuntura pero en la reflexología la manipulación de la energía se realiza a través de la manipulación de puntos específicos, denominados puntos reflejo, que actúan sobre órganos o zonas del cuerpo situados en lugares distantes.

En occidente la reflexología tiene sus orígenes a principios del S XX, cuando el doctor W. Fitzgerald comenzó a interesarse en ella a partir de sus investigaciones sobre acupuntura. Sin embargo, la historia de la reflexología es mucho más larga. Podemos hablar de miles de años de tradición, desde el momento en el que, por primera vez, se observaron los beneficios obtenidos mediante la aplicación de presión en puntos concretos de los pies. En la India y China la práctica de la reflexología, como un método de tratamiento definido, se remonta a hace más de cuatro mil años.

La reflexología ¿Cómo funciona?

En los pies hay más de siete mil terminaciones nerviosas, interconectadas, por medio del sistema nervioso, con la médula ósea y el cerebro. La reflexología, mediante una técnica que combina la presión y la fricción, permite actuar sobre estas terminaciones nerviosas. La reflexología favorece la liberación de endorfinas y algunos autores le atribuyen también una función profiláctica, en el sentido de que la reflexeología permite prever la aparición de enfermedades o el empeoramiento de algunas ya existentes. Cabe señalar que existen algunos casos en los que la reflexología no es recomendable, como por ejemplo en el caso de pacientes que sufren procesos febriles o cuando se ha producido alguna lesión o trauma en los pies.

Se han clasificado las manipulaciones de la reflexología atendiendo a su objetivo en tres grupos: las manipulaciones de exploración, destinadas a la localización de puntos o zonas anormales; las manipulaciones de tratamiento; y las manipulaciones sedantes para aplacar algún dolor agudo que se produzca en el cuerpo.

La reflexología, como otras técnicas relacionadas con el masaje, también se puede apoyar en otros elementos, como el uso de aceites.

Reflexología y masaje podal

En el centro María Durán combinamos la reflexología con el masaje podal, es decir, combinamos el tratamiento reflexológico, basado, como hemos visto, en la localización y manipulación de los puntos reflejo existentes en la planta del pie con técnicas de masaje podal para la relajación y el bienestar de los pies.

El tratamiento es una buena forma de dedicarle un poco de atención a nuestros pies. Todos somos viajeros y todos llevamos en los pies la memoria de muchos pasos. En ellos descansa el camino que nos ha traído hasta aquí y también el rumbo que hemos de tomar. Siempre es buen momento para tener en cuenta todos los servicios prestados.